Miradas y contexto

La pintora Marta Cárdenas presentaba en acto público uno de sus libros de artista, y nos hablaba de su descubrimiento del color en un viaje a la India, y de su recuerdo de la reacción de la gente a la aparición del tono turquesa en las vestimentas; unos pensaban que era una clase de verde, otros sopesaban si era azul, antes de comprar la prenda turquesa. Y ella añadía: “cuando yo comencé a trabajar con ese color, me di cuenta de que si pensaba que era de la gama de los verdes, lo veía verde, y si me refería a él como de la gama de los azules, lo veía azul ¡Y no hablemos de lo que pasa con los perfiles! si perfilo un ocre con un morado, el ocre se vuelve cobre y si perfilo un tono mostaza con morado, se vuelve oro“…

Al escucharla vi una similitud con las capacidades de las personas en el mundo de las organizaciones. Por una parte, no hay tantos Beethovenes o Einsteines con talentos absolutos; muchos talentos se revelan a nuestra mirada gracias a una predisposición a considerar valiosas a esas personas, y a buscar en ellas determinada habilidad. Y por otra, es cierto que diferentes contextos pueden evidenciar habilidades distintas, no sólo a ojos de otros miembros de la organización, sino incluso para uno mismo. Por eso rotar en tareas y responsabilidades, exponer a las personas a experiencias diversas y proporcionarles distintas cercanías, puede ser una práctica útil y sana.

Araceli Cabezón De Diego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: