Navidad

Montreal, diciembre 2018

La Navidad es un sentimiento, me dice una persona muy querida.

Y me parece irrebatible. La Navidad es un sentimiento y es también un lugar extraño y entrañable, cargado de recuerdos, de ilusiones infantiles y de nostalgias adultas.

Un tiempo con regusto de tregua y de “sagrera”

Un tiempo para regresar al país de la infancia; para añorar y ser añorado; para querer y dejarse querer; para compartir abrazos cálidos, recuerdos y buenos deseos.

Un tiempo de los que se fueron para siempre; de los que se fueron para no sabemos cuánto; de los que, estando físicamente, ya “no están” del todo; de los que querrían estar… y no pueden. De los que recordamos y de los que ya, casi, hemos olvidado.

Un tiempo de las familias que menguan y de las que crecen con nuevas y esperadas o inesperadas llegadas. De reencuentros emocionantes, de largas tardes y largas sobremesas familiares, de juegos infantiles y desenfadadas charlas adultas, de brindis tópicos y de rituales, canciones y tradiciones repetidas.

Un tiempo para los que se sienten muy solos… o demasiado acompañados.

Un tiempo para la reflexión; para quienes creen en unas cosas y para quienes creen, o no, en otras.

Y es también, o sería bonito que fuera, un tiempo de concordia, de esforzarse por cruzar hasta las “otras orillas” y entender algo más de los otros; por sortear muros de temor y de intolerancia.

Un tiempo de, seguramente, ingenua pero firme esperanza, de ilusión por el futuro, de solidaridad, de buenos deseos y de paz.

Esta es la décima Navidad que compartimos con nuestros lectores y amigos de Vesper. Y en este año especialmente -porque este es el único presente que tenemos- os deseamos de todo corazón una feliz Navidad, plena de buenos sentimientos, paz, equilibrio y armonía.

Jordi Foz

 

2 comentarios sobre “Navidad

Agrega el tuyo

  1. Querido Jordi:
    Para muchos es, también y sobre todo, una fiesta para celebrar que nace el Niño Dios. Que es una noticia buenísima para todos, porque el mensaje que nos trae, si lo escuchamos, nos hará ser mejores y estar mejor.
    Gracias por el bonito post.
    Y feliz Navidad.
    D

    (Dale un abrazo muy navideño de mi parte a la gran Araceli).

  2. Muchas gracias por tu comentario, querido David. Por supuesto que también, para la gran mayoría, es motivo de entrañable celebración…
    Feliz Navidad para ti y los tuyos, le daré ese abrazo a Araceli y otro muy fuerte para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: