The dreamers (2013)

Bill Viola: retrospectiva, ¡Qué exposición tan interesante y diferente nos ofrece este verano nuestro querido Gugghengeim!  Es la primera vez que yo veía “cuadros en formato vídeo” y me ha encantado descubrir esta nueva forma de arte . Cuadros con movimiento, en los que te sumerges, con los que conectas y que de alguna manera te hipnotizan ¡Muy bueno!

Además de disfrutar de sus cuadros, me llamó la atención un detalle sobre su “método creativo”.  Sí, hay método en los procesos de creación, no son sólo inspiración, intuición y caos. Bill Viola usa tres cuadernos diferentes para tres procesos que transcurren en paralelo a la hora de crear: los diarios, en los que escribe experiencias personales e ideas para sus posibles obras; los libros de proyectos, centrados en un desarrollo artístico para una proyecto concreto y los libros de producción, en los que describe con detalle cada uno de los elementos necesarios para llevar a cabo ese proyecto.

Yo voy a inspirarme en su método, para crear uno propio. A ver si consigo mejorar el caos de papeles que va invadiendo mi vida y distingo de una manera más consciente los distintos planos de trabajo a través de los cuales vamos dando forma a los proyectos  que nos traemos entre manos.

La exposición está disponible hasta el nueve de noviembre. Para los bilbainos es una visita obligada. Para el resto, una excusa perfecta para visitarnos un día o un fin de semana. Si venís, nos llamáis porque estaremos encantados de repetir la experiencia 😉

Aquí tenéis un aperitivo

Ane Agirre

Anuncios

31-20958

Casi finalizada nuestra estancia en Barcelona en las últimas jornadas Vesper, Araceli me convenció para visitar un lugar que me dejó impresionado. Fueron 20 minutos. No teníamos mucho tiempo pero decidimos “entrar” a visitar el Pabellón Alemán, diseñado por Mies van der Rohe para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y reconstruido en 1986.

Y digo entrar por decir algo porque en realidad, se trata de un espacio semiabierto que puedes observar desde fuera; de hecho, muy cerca jugaban unos niños que corrían y gritaban sin parar.

11282743_718481658273921_106232662_nA pesar de ese ruido, paseando por el pabellón, sientes una paz y un silencio muy especial que bajo mi punto de vista, solamente es posible gracias a la simplicidad del diseño y a la extremada belleza de lo poco que hay. Tan es así, que Alfonso XIII cuando inauguró el espacio, preguntó extrañado si todavía no estaba terminado…

Además de disfrutarlo, me sirvió para reconfirmar que casi siempre, menos es más y que cuando añadimos compulsivamente elementos y contenido a un discurso, presentación o producto, estamos sirviendo más a nuestro ego o inseguridad que a quienes teóricamente son nuestros destinatarios.

La clave está en quitar, en reducir hasta la mínima expresión para que todo encaje y para lograr transmitir tu mensaje con eficacia y belleza.

Oscar Garro

IMG_1333Hoy se celebra el Día Internacional del Arte en conmemoración del nacimiento de Leonardo da Vinci.

Confieso que siempre he sentido una cierta envidia cuando contemplo obras de arte y pienso en el talento necesario para crearlas y la distancia que me separa del autor. Intento entender de dónde sale tanta belleza y después de unos minutos, acabo por olvidarme y me dedico a disfrutar.

Ese regusto amargo inicial se ha ido diluyendo con el tiempo y desde hace poco, casi ha desaparecido. Leyendo “Cartas a un joven poeta“, me he reconciliado con mi tendencia a hacerme pequeño cuando admiro una obra de arte.

En el libro, Rainer María Rilke intenta dar respuesta a la inquietud de un escritor novel sobre sus poesías. Las lee con cariño y dedicación y como un coach ;-), le devuelve la responsabilidad y no le lleva a ningún lugar donde solamente podría ir el inquieto aspirante a artista. En una frase que ya se ha quedado para mi memoria le dice:

Una obra de arte es buena si ha nacido al impulso de una íntima necesidad. Precisamente en este su modo de engendrarse radica y estriba el único criterio válido para su enjuiciamiento: no hay ningún otro“.

Y además de recordarla para disfrutar del arte, la guardo para otras situaciones de la vida en la que un juicio prematuro me impide percibir y vivir nuevas perspectivas.

Oscar Garro

YSP05

Jaume Plensa at Yorkshire Sculpture Park (2011)

A lo largo de estos años dedicados a entender cómo funcionan y se desarrollan las organizaciones, nos hemos encontrado con múltiples definiciones de lo que llamamos “liderazgo”.

¿Qué os parece ésta? Es una frase del escultor Jaume Plensa (Barcelona, 1955), extraída de un artículo sobre su obra publicado en la revista ArtElle que me envió una amiga.

Hay obras que poseen la capacidad de hacer hermoso lo que tienen alrededor. Como las personas que cuando están en un grupo hacen que todo el grupo sea mejor. Muchos disfrutamos la suerte de conocer alguien así.

Ane Agirre

 

 

U_48_333957284650_011

Jean-Michel Basquiat and Andy Warhol: ‘Win $1,000,000’ (1984)

Un recuerdo: hace dos días fue el 27º aniversario de la muerte de Jean-Michel Basquiat. Se fue como vivió, rápido y sin dar explicaciones…a los 27 años.

Una reflexión: Basquiat pintaba mientras charlaba, escuchaba música o veía la televisión y en muchas ocasiones, componía sus cuadros con objetos que se encontraba por la calle. Esa manera de crear le convirtió en un precursor de cómo trabajamos y aprendemos hoy en día…a pesar de que Internet se expandió dos años después de su muerte.

04-michael-halsband_nocrop_w529_h565_2xUn aprendizaje: qué gran resultado podemos obtener cuando combinamos el talento con la confianza, el respeto y la generosidad. El bromance de Warhol y Basquiat produjo un centenar de obras que han quedado para la historia del arte como ejemplo de colaboración. “Dos mentes asombrosas que unidas, eran capaces de crear una tercera mente totalmente separada y única” (Keith Haring).

Una recomendación: la excelente exposición que podéis disfrutar en el Museo Guggenheim de Bilbao. Mensaje y belleza para disfrutar y escuchar.

Oscar Garro