arco irisViejos, jóvenes, medianas, guapas, feos, guapitos, ricos, pobres, foráneas, locales, pijos, chonis, casposas, listas, limitados, ejecutivas, funcionarios, albañiles, obreras, urbanos, rurales, exhibicionistas, moderados, elegantes, groserillos, blancas, asiáticos, negros, fuerzas de seguridad de todos los àmbitos, servicios de inteligencia, medios de comunicación conservadores, progres, populistas, liberales,  cuerpos  voluntarios, cuerpo de bomberos,  autoridades y políticos de la comunidad, del estado, del ayuntamiento, servicios sanitarios, de mantenimiento, de logística,  los que se lo creen de verdad, los que buscan la foto, los que no tienen más remedio….todos ellos han aparcado sus enfrentamientos, sus diferencias, sus rencillas sociales durante unos días en Madrid porque tenían un propósito común: celebrar la diversidad de género y proclamar el derecho a vivir cada modalidad como a uno le venga en gana en el día del “World Pride“. (más…)

untitledEn Sicario, Benicio del Toro interpreta a la perfección a un “asesor” del gobierno norteamericano que asesina con una frialdad y un pragmatismo que impresiona y hace pensar.

Mientras la veía recordaba las viñetas de Araceli y Jordi en las que escribían sobre la banalidad del mal, y otras películas donde aparecían personajes que ejecutaban “sus tareas” con una eficacia que por raro que parezca, me fascina.

Un conductor sin nombre (Ryan Gosling) en Drive, Dheepan (Jesuthasan Antonythasan) en Dheepan  o Anton Chigurh (Javier Bardem) en No es país para viejos, son otros 3 claros ejemplos de personas que persiguen a sus víctimas sin términos medios, sin un rastro de empatía o compasión. Hacen su trabajo…y lo hacen bien.

¿Cuántas veces hablamos en las empresas de la búsqueda de la eficacia, del trabajo bien hecho? Provocando un poco, podríamos decir que las organizaciones necesitan personajes malos…o al menos “protagonistas” que dispongan de 2 de sus características: claridad en el propósito y convicción firme y sin fisuras para alcanzar el objetivo.

¿Buscamos a esos malos de película?

Oscar Garro

*vídeo tutorial para afrontar el propósito 2016. Si no lo habéis visto, merece la pena perder 1′


 

Hace 3 años y medio Ane escribía sobre las diferentes interpretaciones que podemos dar y las emociones que podemos experimentar al encontrarnos con una situación (ver un charco) y tomar una decisión (evitarlo o pasar por él).

Y recién empezado el año quería compartir un propósito con vosotros: recuperar la curiosidad y la valentía necesarias para meterme en muchos “charcos” sin la garantía de conocer exactamente lo que me voy a encontrar y sorprenderme descubriendo nuevas experiencias.

Si además cuento con compañeros de viaje que lo acepten, respeten y después de mi “aventura”, decidan seguir haciendo camino conmigo, habrá merecido la pena el chapuzón.

Oscar Garro

26539017-feliz-ano-nuevo-2015-escrito-en-la-bola-de-la-navidadAcabamos de estrenar el 2015. Todavía resuenan las doce campanadas, los brindis y deseos de un año nuevo cargado de felicidad y buenos propósitos. Y se nos presenta el nuevo año así, de repente. Lo tenemos de frente, completo, disponible y a nuestro alcance.

¿Qué vamos a hacer “con él”?. Aprovecharlo y disfrutarlo, sin lugar a dudas. Aprendiendo, conociendo a personas inquietas por aportar valor y ampliar sus posibilidades de acción con proyectos ambiciosos y retos ilusionantes. Y también vamos a darle sentido, porque contribuir a mejorar el sistema educativo tiene mucho sentido para nosotros.

Lejos de parecer pretenciosa o utópica, nuestra pequeña contribución la sitúo como una más de las muchas que necesita el sistema educativo para progresar. Nos vuelve a recordar Jose Antonio Marina hace poquitos días, la relevancia de los equipos directivos excelentes y la gestión y desarrollo del talento de los profesores para lograr una gestión educativa eficaz y brillante. John Hattie, Director del Instituto de Investigación Educativa de la Universidad de Melbourne, refuerza esta idea: “Las escuelas exitosas siempre tienen buenos líderes. También tienen una preponderancia o una masa crítica de buenos maestros que entienden su impacto en el aprendizaje de los estudiantes y trabajan para ser mejores profesionales. Y cuentan con estudiantes comprometidos y apoyados por familias interesadas que valoran la educación.”

Os pensaba comentar mis propósitos clásicos de nuevo año, como el inglés, ejercicio, tiempo para mí, etc. Pero me parecía que éste era más ambicioso y estimulante.;-)

Se nos presenta un amplio camino para recorrer. Nada que perder y mucho por ganar. Y disponemos de todo este año nuevo que acabamos de estrenar.

¡Feliz 2015!

Teresa Aranguren