*vídeo tutorial para afrontar el propósito 2016. Si no lo habéis visto, merece la pena perder 1′


 

Hace 3 años y medio Ane escribía sobre las diferentes interpretaciones que podemos dar y las emociones que podemos experimentar al encontrarnos con una situación (ver un charco) y tomar una decisión (evitarlo o pasar por él).

Y recién empezado el año quería compartir un propósito con vosotros: recuperar la curiosidad y la valentía necesarias para meterme en muchos “charcos” sin la garantía de conocer exactamente lo que me voy a encontrar y sorprenderme descubriendo nuevas experiencias.

Si además cuento con compañeros de viaje que lo acepten, respeten y después de mi “aventura”, decidan seguir haciendo camino conmigo, habrá merecido la pena el chapuzón.

Oscar Garro

Anuncios

amnesty.org.pyA veces, la violencia se presenta de manera clara y extrema. Muchas otras veces se presenta en formas “suaves”, esas que no hacen sangre, esas que parece que no tienen protagonistas directos, esas a las que asignamos justificación, esas que se ejercen “sin ser consciente de estar haciendo daño”.

A mí me preocupa que al mismo tiempo que denunciamos masivamente la violencia clara y visible, nos estemos acostumbrando a unos niveles de violencia menos tangible, que genera brechas sociales de todo tipo, soledades, baja autoestima e infelicidad. No sé si me estoy haciendo muy sensible, pero observo bastante violencia en las organizaciones, en los mercados, en la política y en los medios de comunicación y me preocupa que estemos aprendiendo a vivirla con naturalidad.

Todos somos protagonistas de comportamientos violentos, de mayor o menor intensidad. Todos podemos plantearnos cuánto daño hacemos con ciertas decisiones, gritos, desplantes, insultos, mentiras, imposiciones, exclusiones… Todos podemos preguntarnos cuántas veces estamos actuando bajo modelos mentales que nos ubican en una posición de poder y superioridad frente a otras personas.

Creo que apostar por la paz, es apostar por el valor de la dignidad de todas las personas y apostar por tratarnos con respeto.

Todos podemos elegir.

Ane Agirre

U_48_333957284650_011

Jean-Michel Basquiat and Andy Warhol: ‘Win $1,000,000’ (1984)

Un recuerdo: hace dos días fue el 27º aniversario de la muerte de Jean-Michel Basquiat. Se fue como vivió, rápido y sin dar explicaciones…a los 27 años.

Una reflexión: Basquiat pintaba mientras charlaba, escuchaba música o veía la televisión y en muchas ocasiones, componía sus cuadros con objetos que se encontraba por la calle. Esa manera de crear le convirtió en un precursor de cómo trabajamos y aprendemos hoy en día…a pesar de que Internet se expandió dos años después de su muerte.

04-michael-halsband_nocrop_w529_h565_2xUn aprendizaje: qué gran resultado podemos obtener cuando combinamos el talento con la confianza, el respeto y la generosidad. El bromance de Warhol y Basquiat produjo un centenar de obras que han quedado para la historia del arte como ejemplo de colaboración. “Dos mentes asombrosas que unidas, eran capaces de crear una tercera mente totalmente separada y única” (Keith Haring).

Una recomendación: la excelente exposición que podéis disfrutar en el Museo Guggenheim de Bilbao. Mensaje y belleza para disfrutar y escuchar.

Oscar Garro